1. Encontrarás: Publicaciones, historia, ¿cómo inició la Catequesis del Buen Pastor?, Sofía Cavalletti, Gianna Gobbi, María Montessori.

  2. ¿Qué es la Catequesis del Buen Pastor? ¿Qué le ofrece a mi hijo? ¿Cómo empezar? Elementos para decidir, orar con mi hijo, escuchar a Dios con mi hijo, cultivar la capacidad de asombro. Apoyamos tus esfuerzos. Empieza donde estés, con lo que tienes.

  3. No esperes: el momento nunca será "perfecto". Empieza donde estás y trabaja con lo que tienes a tu disposición, escucha a Dios con ese niño que está en tu vida hoy. El proveerá mejores herramientas por el camino. Adaptado de ~ George Herbert (1593-1633)

Compromiso
¿Cómo Empezar? PDF Imprimir Correo electrónico

¡Da el primer paso!

Hay varios factores clave que ayudan a poner en práctica la Catequesis del Buen pastor en una parroquia/comunidad:

Motivación. En primer lugar está la motivación.  Una persona motivada es suficiente para que pueda darse todo lo demás.  La motivación puede nutrirse de varias maneras:

  1. Visitando un atrio a través de una invitación a participar en una “clase abierta”.
  2. Participar en alguna de las celebraciones de la comunidad del atrio como por ejemplo: primera comunión o la celebración de la luz en Pascua
  3. Hablando con una catequista o con un padre de familia de la comunidad.
  4. Invitando a una catequista experimentada o líder de formación a dar una plática.
  5. Leyendo alguno de los libros de Sofía Cavalletti.  Por ejemplo: El Potencial Religioso del Niño – Una experiencia con niños de 3-6 años.

Conocimiento - Es muy importante contar al menos con una catequista entrenada.

Apoyo del Párroco – Contar con el apoyo y motivación del Párroco es esencial.  El método del Buen Pastor no es un método publicado, sin embargo es un método que ha sido evaluado e implementado por muchas diócesis alrededor del mundo (para un ejemplo del formato para presentar el programa ante tu diócesis escríbenos a Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla .) Es importante contar con el tiempo y la disposición tanto del párroco como de las personas interesadas para conocer más acerca del método y explorar en conjunto la manera de ponerla en práctica según la situación particular de cada comunidad y/o parroquia.

Apoyo de la Comunidad – Es muy importante abrir espacios para que los Padres de familia y otros adultos conozcan, lean y dialoguen acerca de la Catequesis.

Es importante contar con el apoyo de personas que estén interesadas en participar como catequistas, asistentes en el atrio, o preparando materiales (la ayuda de personas con habilidad en áreas como la carpintería, pintura, costura y escultura debe ser bienvenida).

Espacio – Lo ideal es que se cuente con un espacio dedicado solamente para el atrio.  Compartir el espacio es un poco más difícil por la cantidad de materiales, pero no imposible.

Formación – Alguien en el grupo o en la parroquia debe estar dispuesto a tomar alguno de los cursos para comenzar el atrio -es mucho mejor si se comienza por el Nivel I y se va avanzando en órden pero esto está también determinado por las necesidades de la comunidad.- Si se cuenta con dos o mas personas que hayan asistido al curso es mucho mejor.

La formación de la catequista es esencial ya que es ahí donde se tiene la oportunidad de familiarizarse con la metodología, los materiales (elaboración y aplicación), y el trabajo de la catequista.


Encontrar un curso que sea compatible con tu ubicación geográfica y disponibilidad puede ser un poquito complicado, ¡pero no hay que claudicar!

Bibliografía - Mientras tanto, existe la posibilidad de leer alguno de los muchos libros que ha escrito Sofía Cavaletti (se adjunta lista de publicaciones), y otros autores, con respecto a este método catequético.  Si tienes interés en alguno de los libros, se pueden ordenar enviando un email a Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla .

Nota 2: Los libros son muy útiles para adentrarse en la filosofía e historia detrás del método, sin embargo no sustituyen el entrenamiento formal, ya que no cubren aspectos importantes como los de cómo elaborar los materiales,  cómo presentarlos y cómo ubicarlos en el atrio.

Recursos – Esta catequesis es factible de ponerse en práctica en cualquier grupo o parroquia.  Los costos incluyen la preparación del atrio, la elaboración de materiales y el entrenamiento de las catequistas.  Con un poco de creatividad y de ayuda de la comunidad, el Atrio y los materiales pueden prepararse de manera simple.